Seguro que has visto imágenes impresionantes de las Batu Caves en varias cuentas de viajes. Sus míticas escaleras de colores y la majestuosa estatua dorada son un sello distintivo, precioso para explorar y echarse unas cuantas fotos.

En este artículo, te sumergimos en todo lo que necesitas saber para tu próxima visita a este asombroso lugar en Kuala Lumpur. Conoce la historia, sus puntos turísticos y cómo aprovechar al máximo tu experiencia en las Batu Caves.

Qué son las Batu Caves

Las Batu Caves son un lugar mágico y fascinante ubicado a 13km de Kuala Lumpur, la capital de Malasia. Son un conjunto de cuevas naturales y templos religiosos situados en una colina de piedra caliza. Estas cuevas son sagradas y atraen a visitantes de todo el mundo debido a su belleza y significado espiritual.

Lo más impresionante de las Batu Caves es su entrada principal, la cual está dominada por una enorme estatua dorada de Lord Murugan, una deidad hindú. Esta estatua mide 42 metros de altura y es realmente impactante de ver.

Además de la belleza natural, las Batu Caves también son un importante lugar de peregrinación para los hindúes. 

 

El nombre «Batu Caves» proviene de la palabra malaya «batu», que significa «roca», debido a la colina de piedra caliza en la que se encuentran.

Historia

Las Batu Caves fueron redescubiertas por los colonizadores británicos en 1878 durante su presencia en Malasia. Fue el explorador británico William Hornaday quien encontró estas impresionantes cuevas y quedó maravillado por su belleza y singularidad. El descubrimiento despertó el interés de la comunidad británica en la región, y rápidamente se difundió la noticia de este lugar fascinante.

Sin embargo, su popularidad aumentó con la llegada de los inmigrantes indios a Malasia durante ese mismo siglo. A medida que los indios comenzaron a visitar las cuevas, reconocieron su valor religioso y espiritual. Con el tiempo, se convirtieron en un centro de peregrinación y celebraciones religiosas para los hindúes que vivían en Malasia.

Una de las festividades más destacadas que se llevan a cabo en las Batu Caves es el festival de Thaipusam. Esta festividad se celebra cada año en enero o febrero y atrae a miles de devotos hindúes. Durante Thaipusam, los devotos realizan penitencias y procesiones, llevando kavadis (estructuras decoradas y cargadas en los hombros) como ofrendas al dios Murugan. 

En 2008 se inauguró la estatua de Murugan de 42 metros de altura en la entrada de las cuevas, lo que se convirtió en el nuevo símbolo de las Batu Caves. Convirtiéndolas en uno de los atractivos turísticos más importantes del país.

 

En 1920 se construyeron escalones de madera, que luego fueron reemplazados por escalones de hormigón. En agosto de 2018, se pintaron 272 tonos en esquema de colores, pero casi les cae una multa porque para hacer renovaciones en un sitio patrimonial hay que avisar a la Administración del Patrimonio Nacional. Por suerte, les salió bien la jugada y ahora es un icono más de estas cuevas.

Las 272 escaleras hacía la cueva con la deidad hindú Lord Murugan

Qué ver

Cueva del templo

Con sus 272 escalones de colores y la estatua dorada de Lord Muruga custodiando la entrada, es la atracción principal de este recinto. 

En la parte de arriba de todo tiene el acceso a la cueva, donde te vas a quedar impresionado por lo grande que es su bóveda y es que tiene más de 100 metros de altura. Aquí se encuentran varios altares y templos en los que las gallinas, palomas y gatos campan a sus anchas. 

Entrada: Gratuita.

Interior de la cueva

Cave Villa

Es una atracción turística que combina la belleza natural de las cuevas con entretenimiento y cultura, o por lo menos así te lo venden para que pagues la entrada. 

La realidad es que en su interior se encuentra un mural con distintas esculturas que hablan sobre la historia de algunas deidades hindúes y, por desgracia, su mayor reclamo son varios animales que se encuentran en muy malas condiciones. 

No podemos llegar a entender cómo hoy en día sigue habiendo gente que paga por este tipo de cosas. Nosotros evitamos contribuir con este turismo, así que no entramos. 

Entrada: 15 MYR (3,05€)

Cueva oscura

Es la cueva más grande de todas, tiene una longitud de casi 2 km y dentro se realizan excursiones con guía en la que se pueden ver los murciélagos que viven en ella. 

Para acceder a ella hay que subir las escaleras de colores de la Cueva del Templo y verás un letrero a la izquierda que indica la entrada.

Entrada: 35 MYR (7,10€). Solo es posible con un guía.

Actualmente, se encuentra cerrada al público (2023) y no se ha anunciado una fecha concreta para su reapertura.

Cueva Ramaya

Nada más salir de la estación te recibe la estatua azul de Sri Krishna, el dios de la protección, la compasión, la ternura y el amor. Es uno de los más populares y ampliamente venerados entre las divinidades indias. Dentro destaca la gran escultura del dios Rama tumbado

Entrada: 5 MYR (1€)

Monos en las escaleras principales

En el recinto hay unos cuantos monos, así que hay que tener cuidado con tus objetos. Sobre todo con objetos que brillen o hagan reflejos, como gafas de sol o llaveros. Nosotros vimos un mono siguiendo a una persona para coger su botella de agua de plástico, así que por si acaso guarda todo dentro de la mochila y evita tener algo por el exterior.

Precio y horario 

Las Batu Caves están abiertas todos los días, desde las 6:00 a las 21:00. Además, la entrada a las cuevas es gratuita, aunque hay algunas de ellas que han puesto precio de entrada. En la sección anterior lo tenéis bien detallado.

Nosotros fuimos al mediodía y no nos encontramos mucha gente. Eso sí, llevaros agua y una gorra porque es la hora de más sol.

Tened en cuenta que los únicos baños disponibles que hay son de pago. Eran unos 5 MYR (1€).

Vestimenta

Como en la mayoría de templos de esta religión, es necesaria una vestimenta específica para las mujeres: piernas y hombros cubiertos. Respecto a eso, tenemos que decir que cuando lo visitamos nosotros (marzo 2023) solo se fijan en que lleves las piernas cubiertas, de los hombros no te dicen nada. También, puedes alquilar en el recinto un sarong para cubrirse las piernas por 15 MYR (3,05€).

Entrada del templo

Cómo llegar a las Batu Cave

Llegar a las Batu Caves es bastante sencillo. La forma más barata y sin complicaciones es tomar el transporte público desde Kuala Lumpur. El tren KTM Seremban Line llega directo a las Batu Caves. Nosotros lo tomamos desde la estación Kuala Lumpur hasta la estación Batu Caves Komuter, que es la última y te deja en el mismo recinto. No tiene pérdida.

Línea de tren hacía las Batu Caves

El ticket cuesta RM 12 (2,5€) ida y vuelta, y tarda unos 40 minutos aproximadamente.

Nosotros fuimos en temporada baja (marzo) y el tren pasaba cada hora. Recomendamos revisar el horario del tren antes de presentarte a la estación. 

  COMENTARIOS

2 Comentarios

  1. Desirée

    Hola! Quería hacer una consulta obre el horario de visita a las cuevas. En algunas páginas he leído que cierran a las 21h, pero en otras, que cierran a las 19h, ¿me lo podrías aclarar? En la página de turismo de Malasia tampoco lo especifica.
    ¡Gracias!

    Responder
    • Vete Por Ahí

      Hola Desirée. Primero de todo, la entrada al sitio no está cerrada, es decir, no hay un recinto que se cierre a una hora. Lo que puede pasar es que cuando está «cerrado» no te dejen acceder al interior de las cuevas. Nosotros cuando fuimos vimos que cerraba a las 21 horas, aunque depende de la temporada no me sorprendería que cerrase en otro horario.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *